El Decreto

Buen post de Wim. Para recordar: “Lo que de la boca sale, del corazón procede”

El Blog de Wim

    Cada palabra que se pronuncia es un decreto que se manifiesta en lo exterior. La palabra es el pensamiento hablado. Jesús dijo dos cosas que no han sido tomadas en serio. Una: “Por tus palabras serás condenado y por tus palabras serás justificado”. La segunda referencia que hizo al poder de la palabra fue: “No es lo que entra por su boca lo que contamina al hombre, sino lo que de su boca sale; porque lo que de la boca sale, del corazón procede”. Más claro no se puede expresar. Te propongo que prestes atención a todo lo que tú decretas en un solo día. No te sorprendas ni te quejes si al expresarlo lo ves ocurrir. Lo has decretado. Has dado una orden que tiene que ser cumplida. Ahora recuerda y no olvides jamás: CADA PALABRA QUE PRONUNCIAS ES UN DECRETO. Positivo o negativo. Si es…

Ver la entrada original 206 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Como Meditar. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El Decreto

  1. Eduardo dijo:

    Amigo, gracias por el articulo. Te comento que he empezado a practicar la meditación hace apenas escasas dos semanas, y dentro de todas las dudas que me surgen quisiera preguntarte esta: ¿cuando se cuando es tiempo de “volver” de la meditación? es decir abrir los ojos. Amigo espero me puedas ayudar, ya que no tengo a nadie quien me guie y mucho menos aquien a quien preguntarle. Por tu atencion gracias y que el Padre te bendiga.

    • nesemu dijo:

      Eduardo, perdona por la tardanza… es que todavía no he aprendido a manejarme bien; sólo escribo para compartir saberes. Respuesta: comienza por 15′, te aflojas cinturones y demás, te sientas cómodo según tu edad y práctica, sin tensiones y sin forzar nada (ni tu ni yo somos asiáticos, Jesús tampoco). Bien asentado en el cojín o en silla plana y dura, echas pelvis hacia adelante, suave “tiras” de las vérteberas hacia arriba con suavidad -siente como un hilo que tira desde tu cocorota, relaja hombros y échalos con suavidad hacia sentir clavículas, sin forzar nada; mete el mentón algo hacia adentro suave, relaja frente cejas párpados mejillas pómulos, y con el extremo de tu lengua en la base de los dientes del paladar, sigue relajándote pero manteniendo la forma, lecho se abre, estómago relajado, ombligo (importante) kikai tandem, que se mueva al compás de la respiración, genitales sin presiones, apoyado tu cuerpo sobre el cogín en tu XXX espacio entre genitales y ano; recuerda pelvis un poco hacia adelante, piernas coo te resulten cómodas pero que se rijan por esa zona desde ombligo y pelvis hacia adelante pero tú sereo, como un guerrero samurai, como un buen jinete a caballo, como un Bodisatva,,, Expulsa todo el aire con suavidad, inspira profuhdamente todo el aire desde el fonde de tu ser, lo cambias en un segundo y lo vuelves a espirar suave y profunamente por la nariz. Cuatro o cinco veces. Sin prisa pero sin pausa, tranquilo, sereno, disfruta… y si quiere un punto para mantener tu atención con los ojos suavemente cerrados ese punto está en medio de tu labio superior debajo de kas fosas nasales… por donde entra y sale el aire con suavidad, ya no profundamente al ritmo de tu cuerpo que es quien respira y tu no piensas en nada te limitas a sentir el aire que entra y que sale; como si estuvieras en la orilla de la playa y las olas fueran sucediéndose sin que tú intervinieras. ¿Qué llega un pensamiento pues como si fuera una gaviota pero no te preocupes, ya se irá’ ¿Que te distraes con algún recuerdo, es natural, pero déjalo ir sin “cabrearte”, sonríe con suavidad. Es como estuvieras sentado junto a un río por el que bajan troncos, cañas, maleza, barcas… déjalos PERO NI MAS TIEMPO/POR CONSOLACIÓN NI MENOS POR ARIDEZ.
      Te estiras con elegancia, te levantas con cuidado, saludas y … sigue respirando suavemente mientras te lavas, afeitas, vistes, desayunas, te trasladas etc ¿Qué te olvidas de que estás respirando? sonríe, sonríe tu cuerpo nunca se olvida ni de día ni de noche. No sé si te alcanzará esta respuesta sencilla pero yo, desde que te he comenzado a leer ya te llevo en mis pulsos… porque tú me buscabas y yo te esperaba desde hace ages pero sin “saberlo”. Si puedes, dime si te ha llegado y en qué podría acompañarte más. Si tuviera tu email… pero tranquilos. Namasté y Jai Ram, me inclino ante la divinidad que nos habita. José Carlos 21/2/2017

  2. alba berne dijo:

    Muy buenos días . amigos lamentablemente desconozco las csusas por el cusal no puedo escuchar el audio de como dejar de ser uno mismo.por favor necesito de su asistencia. Me es de gran interes los temas expuestos . gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s