Meditacion 11.11.11 de la Red Madrileña de Luz

  MEDITACION PARA EL NUEVO MUNDO

Pasos previos

Se aconseja ir vestidos de blanco

1º Preparación previa:

Es tal la importancia de esta acción espiritual que es un acto más de amor acudir a ella con el nivel vibratorio más alto posible. Aunque seguro que los participantes saben cómo poner más cuidado en elevar su vibración para este evento, ahí van unos consejos fruto de la experiencia: Durante la semana previa a la meditación, aligerar la alimentación, eliminar consumo de tóxicos, alcohol, café, tabaco, carnes rojas, comida rápida, colas, etc, y basificar nuestra dieta a base de vegetales, infusiones, comida cocinada, harinas integrales, ensaladas y frutas. Asimismo, tratar de ralentizar el ritmo de vida y resolver problemas latentes, si ello es posible, sonreir y dar gracias a Dios constantemente y hacer una pequeña meditación diaria si no se viene haciendo como práctica habitual.    

2º Purificación y limpieza previos:

Este trabajo, y toda la meditación han de ser realizados, con lentitud, con pausa, sin prisas, y dejando el tiempo y reposo necesario para que las energías que estamos invocando hagan su efecto, tanto interna como externamente. El lugar donde vayamos a realizar la meditación debe ser un lugar tranquilo, cómodo, de buena vibración, el cual previamente hemos limpiado y acondicionado quemando inciensos, aceites esenciales y poniendo música clásica. Nos sentamos en el suelo o en una silla, pero con la espalda y el cuello bien rectos, y practicamos varias respiraciones largas y profundas (al menos tres), mientras que, a la vez, intentamos frenar la corriente del pensamiento y llevar la paz a la mente y al corazón. Cuanto más tiempo dediquemos a llenarnos de paz y silencio interior, tanto más potente será el trabajo posterior. Una vez llegados al estado de mayor calma interna posible, limpiamos nuestro campo áurico de energías parásitas y formas-pensamiento indeseadas visualizándonos inmersos en una poderosa llama violeta que incinera dichos egregores y aleja entidades adheridas y no deseadas. Una vez sentimos que estamos purificados nosotros mismos, ampliamos esta visualización abriendo el plano del incendio con la llama violeta a nuestra familia, seres queridos, nuestros vecinos, conciudadanos, nuestro pueblo, región y país, para terminar la visualización incluyendo a todo el planeta y la humanidad en una gigantesca llama violeta.

3º Incremento vibratorio:

En esta etapa final de la preparación, visualizamos cómo nuestro octavo chakra, la “estrella del alma”, situado un palmo por encima de nuestra cabeza, se conecta mediante un rayo energético luminoso plateado con el punto de luz galáctico irradiante de la energía diamantina AM. A su vez, éste octavo chakra rocía una lluvia de rayos de una luz como de plata líquida brillante, que va cubriendo todo nuestro cuerpo áurico hasta hacerlo todo él diamantino. Mientras mantenemos esta visualización, emitimos tres veces el sonido AM de forma larga y sostenida (a modo de mantra OM, pero vocalizando “AM”). Al terminar invocamos a nuestros Maestros Espirituales (aquellos que cada uno prefiera) y llevamos toda nuestra atención y conciencia hacia el timo, el punto en el centro del esternón que constituye nuestro corazón energético y abrimos el camino interno al amor incondicional que yace siempre en nuestro interior como consecuencia de la divinidad de nuestro Ser. Nos sentimos inundados de amor incondicional en todas nuestras células, y. así, en este estado, purificados, vibratoriamente elevados y amorosos, iniciamos nuestra acción espiritual planetaria del cambio, del 11 del 11 del 11.

MEDITACIÓN PARA EL NUEVO MUNDO:

En primer lugar hacemos un llamado a nuestra divinidad interior, a nuestro Dios interno, a la partícula vibrante divina de nuestro corazón energético, en el timo, y como respuesta sentimos crecer poco a poco una esfera dorada, de oro puro, brillante y luminosa, que va llenando nuestro pecho hasta alcanzar el diámetro de nuestro tronco, ni más ni menos. Se acopla en el timo con el tamaño entre nuestro pecho y espalda y empieza a latir como un corazón. Nuestro “Atómo Nous”, nuestro Ser Crístico está despierto y activo, y nuestras facultades de transformación energética de la realidad están activadas hasta donde nuestro nivel vibratorio lo permite.

Visualizamos ahora cómo de dicha esfera dorada emite rayos dorados luminosos en todas direcciones. Estos rayos se prolongan “ad infinitum” y van a encontrarse y fundirse con otros rayos dorados que emanan otros compañeros, familiares, amigos, meditantes, los rayos de unos y otros se van entretejiendo hasta formar una red de conexiones doradas entre todos los seres humanos próximos. Ahora, poco a poco, vamos visualizando nuestros rayos dorados, y cómo estas redes se van extendiendo a todos los seres humanos de nuestro pueblo o ciudad, de nuestra nación de toda la humanidad, y además de esto, a todos los seres vivos, del reino animal y del reino vegetal, para, acto seguido, hacerlo con todos los elementales y seres de otros reinos y finalmente envolver a la Madre Tierra con toda esta energía dorada surgida del amor divino. La red se va tupiendo y expandiendo, y va rellenando sus intersticios hasta que el planeta entero se convierte en una gran esfera dorada interconectada y hermanada bajo los principios del amor incondicional, la paz y la armonía totales.

Una vez llegados a este punto, visualizamos como las estructuras humanas de baja vibración de todo tipo, causantes de los desequilibrios y desarmonías energéticas que generan sufrimiento, miedo, odio y emociones negativas, con la ayuda de los Maestros, se van llenando de esta luz dorada lo cual las va transformando y modificando, a unas de manera progresiva y lineal, sin traumas, y a otras de una forma más drástica y dramática, en función de su nivel vibratorio. La luz dorada, la energía crística irradiada va transformando las estructuras humanas, sociales y emocionales en estructuras de luz, amor, paz y armonía.

Cuando llegamos a este punto, emitimos el vocablo sagrado SI-TA desde lo profundo, desde el fondo de nuestra garganta, si es posible sin emitir ningún sonido. Este fonema sagrado distribuye a través de los campos morfogenéticos la clave y la energía del perdón por toda la red recién creada. Repetimos este vocablo unas cuantas veces (no existe un número determinado), hasta que sintamos que ha hecho su efecto pleno y ya no salga de nosotros repetirla más.

A partir de este momento, visualizamos cómo la red dorada planetaria recién creada se va “cristalinizando”, se va convirtiendo en un gigantesco cristal de cuarzo, nítido, luminoso y brillante, lleno de nervaduras internas que constituyen las conexiones entre corazones humanos y entre las energías de todos los seres y de la Madre Tierra como gran Ser, matriz albergante de la vida en el planeta. Nos sentimos cristalinos, leves, ligeros, luminosos, limpios, sin lugares interiores recónditos ni oscuros, absolutamente transparentes a la luz y albergantes de ésta. Somos un gran cristal, puro y limpio, individual y colectivo.

Ahora y porque estamos en disposición de ello, visualizamos como desde innumerables puntos lejanos de la galaxia llegan hasta el planeta Tierra y hasta nosotros, rayos luminosos de una frecuencia vibratoria mucho más elevada de lo habitual que traen en su seno completo potencial de transformación y cambio que este planeta necesita. Los cambios, las transformaciones suceden y se consolidan siempre primero a nivel energético, para luego manifestarse a nivel físico. Si no hay transformación energética originaria, no hay cambio físico posterior.

Ahora, en el estado cristalino al que nos hemos llevado nosotros mismos y al que hemos llevado al planeta, podemos recepcionar y dar cabida a estas frecuencias energéticas de alta vibración. Mantenemos este estado y esta visualización de atracción de estas energías todo el tiempo que podamos, y las disfrutamos en este estado de paz, amor, luz, armonía y alta vibración hasta que el cuerpo aguante, para después volver lentamente a la realidad, poco a poco, evitando distracciones y “aterrizajes” bruscos, y dar por terminada la meditación del Gran Cambio del 11/11/11.

Mucha Suerte y que Dios nos bendiga a todos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Como Meditar, Meditaciones Guiadas, Para que Meditar y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Meditacion 11.11.11 de la Red Madrileña de Luz

  1. laz dijo:

    Muchas gracias por compartir tan valiosos conocimientos namaste

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s